We've updated our Terms of Use. You can review the changes here.

Que La Tierra Nos Sea Leve

by Jay Martin

/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    Purchasable with gift card

      €7 EUR  or more

     

  • Compact Disc (CD) + Digital Album

    Includes unlimited streaming of Que La Tierra Nos Sea Leve via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    ships out within 10 days

      €8 EUR or more 

     

1.
Tierra 04:27
Salí de esa tierra partido en dos, nadie lo vio llegar. Cuando te encuentras en el borde, sin control, nadie te invita a pasar. Y me abrazaste diciendo “hijo, la que has liado, mantente vivo”. A millones de alientos de mi hogar, en este volcán flotando entre las nubes, tu calor me espera allá en la tierra de los pastos amarillos por el sol. Llegué a este sitio después de buscar con ansias mi propio lugar; pero aquí el horizonte no se deja ver, las cumbres lo matan de sed. Guardo en un libro mi último dólar, el suelo tiembla y se desmorona. A millones de alientos de mi hogar, en este volcán flotando entre las nubes, tu calor me espera allá en la tierra de los pastos amarillos por el sol. A millones de alientos de ti, en este volcán cercado por las nubes, tu calor me espera allá en la tierra de aquel árbol devastado por el sol.
2.
Recuerdos 04:20
Recuerdo la vez que te vi cuando ya estabas muerto, vestido con el traje gris y botines de cuero. Corrías en la vieja estación con los brazos abiertos y aquella expresión, joven y sereno. Todo se esfumo, todo se esfumó. ¿Dónde estás ahora, que ya soy un hombre, que ya he aprendido a base de golpes? ¿Qué hacemos el resto con toda la pena, con estas botellas aún sin abrir? No quise creer al leer “no le queda tiempo”, conduje y algo crujió dentro de mí. Pensando en lo que iba a decir apretando tus manos, no tuve ocasión, no me despedí. Y como en un sueño, todo se nubló, todo se nubló. ¿Dónde estás ahora, que ya soy un hombre, que ya me he forjado a base de golpes? ¿Qué hacemos el resto con toda la pena, con este vacío que aún sigue aquí? (No se quiere ir)
3.
Cruel 03:32
Ha llovido barro, sapos y cumpleaños, tres o cuatro vidas que contar. Con la culpa a cuestas, infierno del cobarde, sin malabarismos que inventar. Y no hubo más sonrisas, ni un último café, perdimos la fe, nevó aquel invierno. Borrar olores, marcas de frenos, fotos que descolgar. Ropa apretada en bolsas de basura, ahorcada en la duda no quiso bajar… … de aquel tren sin destino, del vagón del carbón. Nadie quiere vivir del reproche y el frío, nadie debe vivir del reproche y el frío. Dinamita, explosión y un “se busca” en la pared, ¿cómo pude ser tan cruel, prometerte un mañana? Dinamita, explosión y un “se busca” en la pared, ¿cómo pude ser tan cruel, dejarte en la estacada?
4.
Ahora que los años han dejado patente sus secuelas, ahora que no sé si algo de todo esto es como debiera. Va siendo tiempo de buscar la paz, soplar las ascuas encendidas. Una y otra vez, levantados del suelo, una y otra vez, apostando al que pierde, una y otra vez, construyendo castillos… … convertidos en escombros sin piedad Ahora que ya no vivimos en lo alto de un almacén, ahora que ya no preguntamos “cuanto queda” en cada curva Es el momento de soltar lastre, honrar las canas que nos salen. Una y otra vez, levantados del suelo, una y otra vez, apostando al que pierde, una y otra vez, construyendo castillos… … convertidos en escombros sin piedad. Y ahora que ya no dormimos al raso los tres, y ahora que sus manos no miden el calor en nuestra sien.
5.
Muescas 04:27
Sigue aún el eco retumbando “lo nuestro acabó”, “tú tienes tu vida” (lo comprendo), ahí no entro yo. Fuimos ilusos y muy torpes, sin duda al pensar que como un cuento iba a ser coser y cantar. No llores por nada, no sufras por mí. Dejemos los dramas, decidimos así. Mejor no me llames, aquí estaré bien, no es más que otra muesca, me apañaré. Maldigo el verano y sus rayos, que nos embaucó, creando espejismos embusteros de enferma ambición. Mirando al vacío me pregunto qué tal estarás, echando la cuenta de los días que no vendrán. No llores por nada, no sufras por mí. Dejemos los dramas, decidimos así. No le des más vueltas, aquí sigo bien, zurciendo las muescas que bien me gané. A veces me pasa, no lo puedo evitar, sonrío y me digo… “no estuvo tan mal”.
6.
Llega el momento de la traca final, siento sus pasos por la puerta de atrás. No me interesa lo que piensen de mí, hace algún tiempo que crucé esa frontera. Cargo en los hombros la última generación, todos te lloran mientras te abraza la tierra. Quema la tarde, quemará más tu voz en el silencio cada primavera. Quema la tarde como ortiga en la piel, no te veremos otra primavera. Quema la tarde como ortiga en la piel. Polvo y tinieblas, la oración de la tierra: “Que la Tierra nos sea leve”
7.
Bajas la cabeza, agotado de esperar, en la calle hay banquete de mendigos. Piensas “ya está bien”, el fantasma de Tom Joad se ha cansado de vernos caer. Otro paria más y amenaza vendaval, rebañamos los restos escondidos. Cuando comenzó la revolución, fuego artificial, apenas tiros. Nada bueno bajo el sol, pregúntale si hay sobras a tu Dios. Nada bueno bajo el sol, las migas en la barba del creador Todo va mejor nos repiten sin parar es el coro del ladrón en sus bolsillos. Que sin trabajar, carroñero perspicaz, escupiendo a los de abajo se hace rico. “Nada bueno” nos gritó, coged lo indispensable y poco más. Nada bueno que esperar, nada bueno bajo el sol
8.
Demasiado tarde para arrepentirme, letanías de jaurías invisibles, y los buitres en su playa me vigilan, esperando con paciencia su ocasión… Y esta vez… no habrá tres. Se me escapa el alma a cada bocado, me persigue el fotograma del dolor, tu mirada implorando una salida, el patético momento del “adiós”. Y esta vez…. No habrá tres. No encontramos razones convincentes, hoy la cuerda no soporta más tensión. ¿Qué hago ahora conmigo sin ti, cazando la sombra del gran lobo gris? Y esta vez… no habrá tres.
9.
Amarillo 03:00
10.
Aunque es cierto que decidí poner tierra y mar de por medio, buscar el oro y recoger la gloria del viajero. Esta no es otra de vaqueros que empiezan de nuevo sin dejar de correr, es un desierto de cicatrices, las del pionero sin un mapa en sus pies. Y aunque es cierto, tú en tu papel, tranquila y paciente, me largué. Ya me conoces, no soy Robert Redford, me cuesta un mundo acertar. Y esta no es otra de vaqueros que empiezan de nuevo sin mirar atrás, es un desierto de cicatrices, latitud cero, cegado en mi afán. Empiezo a odiar estas montañas, echo de menos nuestro secarral. Es el final de un guion con mil trampas que siempre te deja con ganas de más.

credits

released March 2, 2022

Todas las canciones compuestas por Jay Martín

Jay Martín: Voz y guitarra acústica
Hendrik Röver: Guitarras eléctricas, pedal steel, dobro, mandolina, percusiones y coros
Toño López-Baños: Batería
Goyo Chiquito: Contrabajo y coros
Abraham Benítez: Pianos y teclados
Belén Hernández: Voces

Con las colaboraciones de:

Pepe Rincón: Trompeta y vientos
Pedro Lópeh: Acordeón
Javier Torcelly: Guitarras acústicas
Héctor Alviz: Violines

Grabado, mezclado y masterizado por Hendrik Röver en GuitarTown Recordings (Muriedas-Cantabría)
Acordeón y voces de Belén grabadas por Alfonso Espadero en Sonak Studios&Live de Puebla de la Calzada-Badajoz
Producido por Hendrik Röver y Jay Martín
Cuadro de portada: Jesús Bastos Ginarte
Fotografías de “bodegones” y retratos: Nicolás Yazigi
Fotografías de “amarillos extremeños”: Miriam Martín Andrada, Aguasantas Macías y Jay Martín.
Diseño y maquetación: Víctor Sarabia

Gracias a

A mis padres, hermanos, sobrinos y amigos por compartir la tierra que pisamos.

A Aritz y a Isidro, gracias hermanos por hacerlo posible MILANA Records y a tí, Alex, por lanzarte a la aventura con ellos.

A Hendrik Röver por mostrarme el camino, por su talento y paciencia. ¡La agonía es nuestro motor!

A “Los míticos GTs” por su compromiso, buen hacer y sentido del humor.

A todos los amigos, músicos, artistas y profesionales que han colaborado, me han aguantado y se han implicado en este proyecto. No olvidaré vuestra generosidad, dedicación y pasión.

A Alfonso Espadero por sus buenos consejos y su mejor oído.

A Mario y Víctor, por su incondicional apoyo y por (intentar) hacerme ver que los tiempos han cambiado.

Jamás lo sabrán, pero una parte de este disco es fruto de un cuidadoso proceso de destilación y embotellado de las historias que durante años me han estado contando Gene Clark, The Jayhawks, Edward Abbey, Blue Rodeo, Sergio Leone, Guillermo Arriaga, Johnny Cash, Sam Peckinpah, Robert Redford, Luis Eduardo Aute, Cormac McCarthy, José Saramago, Juan Rulfo, Clint Eastwood, Leonard Cohen, Luis Landero, Townes Van Zandt, Neal Casal y Tom Petty, entre otros.

license

tags

about

Milanamúsica Records Spain

Sello discográfico

contact / help

Contact Milanamúsica Records

Streaming and
Download help

Redeem code

Report this album or account

If you like Que La Tierra Nos Sea Leve, you may also like: